domingo, 16 de octubre de 2016

[Manual de Defensa] Bartitsu 1-8. Defensa con Bastón contra un golpe de patada alta.

El Aprendiz del arte del Bartutsi puede llegar a pensar que no merece la pena aprender otros métodos de defensa a que no sean contra otro bastón, como por ejemplo una patada de carate o similar. Es posible que piense que no habría grandes dificultades en parar una patada alta, siempre y cuando lleve un bastón grueso en la mano. Aquellos que han visto karatecas trabajando patadas se darán cuenta de la extraordinaria rapidez con la que dan estos golpes, por lo que solo con mucha práctica se puede prever ese tipo de golpes para poder contrarrestarlo con una buena defensa.

Usando la posición defensiva con el bastón en alto en retaguardia, con el brazo izquierdo extendido para protegerse de un posible golpe en la parte baja de la espalda, la cadera o del lado izquierdo. Su oponente, con el pie fuera de su alcance, se prepara para hacer lo que en el boxeo francés o la savate, un llamado "chassé"; es decir, con una posición de partida con la pierna izquierda y el brazo izquierdo extendidos hacia nosotros, coloca su pie derecho detrás del izquierdo, colocándolo a una distancia más más cercana para poder aplicar el golpe de patada y, al mismo tiempo, seguir manteniendo su cuerpo y cabeza fuera del alcance de nuestro bastón. Este movimiento es realizado cuando nuestro oponente ha vislumbrado  una posible abertura en nuestra defensa, para poder lanzar el pie contra nuestro pecho.

Anticipando el peligro, debemos transferir todo el peso de nuestro cuerpo sobre la pierna derecha, permitiendo que en el momento crítico poder retirar el pie muy rápidamente, para evitar una patada en la espinilla, rodilla o muslo, en el caso de que nuestro oponente desvíe el ataque, al mismo tiempo que conseguimos dar un objetivo efectivo a nuestro contrincante. Ya en esta posición, en el momento de que el contrincante inicie el golpe de la patada, lanzamos fuertemente el bastón hacia abajo, describiendo un arco circular, que impactará en el tobillo del adversario con la suficiente fuerza como para romperlo.


Si desea defenderse contra patadas más debajo de la cintura, emplearemos exactamente la misma técnica de defensa, pero ya no es necesario colocar el brazo tan alto para ofrecer movimientos circulares. Sólo debemos observar a los ojos de nuestro contrincante, para saber a donde está mirando en oponente, si por encima o por debajo de nuestra cintura. 

Fuente: E.W. Barton-Wright

domingo, 4 de septiembre de 2016

[Manual de Protocolo y Etiqueta] Comportamiento en la mesa



Debemos tener en cuenta que a cierto nivel, el comportarse en la mesa es una forma de presentarnos a nosotros mismos, por lo que muchas veces se juzga a alguien por sus modales en la mesa. De ahí la importancia de conocer ciertas reglas básicas que nos evitarán un mal trato frente al resto de comensales.

Aunque parece mentira, todavía hoy en día existe gente que nos hace creer que saben comportarse en la mesa antes de sentarse a ella, gente que creen que pueden vivir de la imagen, de una imagen que no les pertenece. Y ya no en una mesa en el que el protocolo es obligado, sino incluso en el día a día, en una comida de trabajo y, ya no decirlo, en una comida de negocio, que en este último, el protocolo y el comportamiento es fundamental para cerrar algún trato importante. Desde hace un tiempo, gente “fina” con modales y educación relativamente “trabajados”, chocan con ciertos “malos hábitos”.

Los puntos que se indican a continuación, son algunas de las reglas más usadas a nivel universal para comidas y recepciones:
- No empiece a comer hasta que su anfitrión lo haga o hasta que se lo pidan. En una comida de negocio o de trabajo en un restaurante, es algo más complicado, ya que dependiendo de la situación, el “anfitrión” puede variar. Normalmente el que ha propuesto la comida se considera el anfitrión, pero en las de trabajo, el de categoría superior es el que hace esta función. Y en la comida de trabajo, el que hace la propuesta, que además suele ser el que paga, cede este privilegio al de mayor cargo o mayor edad de los que quiere convencer.
- La servilleta se coloca en el regazo, si es pequeña se puede abrir del todo y si es grande se mantiene doblada por la mitad hacia usted. Nunca se debe colgar la servilleta del cuello.
- Cuando se desea hacer una pausa en la comida y tiene que levantarse de ella para ir, por ejemplo, al cuarto de baño, coloque la servilleta al lado derecho del plato, nunca en la silla ni en el respaldo del mismo.
- Cuando termine de comer, coloque la servilleta al lado izquierdo del plato, nunca encima de éste.
- Si desea compartir comida, utilice un plato nuevo para pasar la comida, no mueva el suyo. No arrastre la comida de plato a plato, sino que se debe utilizar la cuchara y el tenedor para ello, a modo de pinzas de comida.
- Nunca hablar con la boca llena. Esperar a decir lo que sea, una vez este la boca limpia de rastros de comida. El agua y el vino están básicamente para ello.
- Nunca se maquille o se peine en la mesa. Si desea hacerlo, el cuarto de baño siempre tienen buenos espejos para ello. Maquillarse delante de alguien es expresar que no le interesa, que los desprecia. Y peinarse en la mesa…, bueno, creo que a nadie le gusta ver pelo en su comida.
- Nunca usar el teléfono móvil durante la comida. Ni dejarlo en la mesa. Este debe estar apagado y en silencio en un lugar apartado (bolso, bolsillo de la chaqueta,…). Cuando se está comiendo con comensales, se está por y para ellos, no para otras cosas.
- Nunca use en la mesa palillos de dientes o la servilleta para sacarse restos de comida entre los dientes, o para limpiarse las uñas. Los cuartos de baño sirven para ello.
- No fume durante una comida. Si el local lo permite, aun así, reprímanse las ansias de fumar. Y si no se puede esperar a salir del comedor, hágalo al final, después de que se haya servido el postre. Se aconseja hacerlo con el café o licores.
- Nunca se debe de enfriar una sopa o bebida caliente soplando encima de ella. Se esperará a que se enfríe. El Chef y los camareros son los que deben proporcionarlas a la temperatura adecuada.
- Cuando haya terminado de comer, no retire su plato ni lo amontone con otros platos. Coloque su tenedor y cuchillo dentro del plato, uno al lado del otro, en la posición del reloj como si fueran las "cuatro y veinte" con el tenedor boca arriba y el cuchillo a su derecha mirando hacia el tenedor.

Para más información sobre como




lunes, 15 de agosto de 2016

[Manual de Protocolo] Los Invitados


DISPOSICIÓN
A parte de saber escoger los alimentos más adecuados para la comida, el anfitrión debe seber colocar a los invitados repartidos de forma correcta en la mesa. La disposición de los sitios en la mesa, está regida por el rango o categoría de los invitados, así como la edad, colocando a estos más cerca de los anfitriones y los de menor categoría y más jóvenes, los más alejados.

La longitud de la mesa depende de la cantidad de comensales, pero sean 3 o 10 los comensales en la mesa, cada uno de ellos debe disponer por lo menos de unos 60cm de frontal por unos 40cm de fondo de mesa para poder tener la libertad de movimiento.

Existen dos métodos principales para distribuir los invitados en una mesa :
1.- Método Inglés.- Los anfitriones se colocan en cada una de las cabeceras de la mesa. Muy utilizado en mesas rectangulares. En esta disposición suelen quedar los niños y los más jóvenes en el centro.
2.- Método Francés.- Los anfitriones presiden la mesa colocados en el centro de la misma quedando frente a frente. En esta disposición suelen quedar los niños y los más jóvenes en los extremos.

PRESENTACIÓN DE LA MESA
A parte de la disposición correcta de los platos y cubiertos, se puede colocar un Centro de Mesa, que pueden ser de porcelana, de cristal o de plata, con flores o con frutas, así como ir acompañados de candelabros. Esta presentación debe ser con muy buen gusto, no molesto ni ofensivo para ninguno de los comensales y que no entorpezcan la visión, por su altura o su colocación, la diálogo entre los comensales.

SERVIR
Se debe partir que el plato es lo que debe estar en el centro del espacio de cada comensal. Los platos usados serán retirados por el sirviente de mesa por el lado izquierdo del comensal y con la mano izquierda. Los platos limpios serán colocados por el mismo sirviente de mesa por el lado derecho y con la mano derecha. Debe tenerse cuidado, cuando se trata de una comida importante, de que los platos estén previamente calentados o fríos, de acuerdo con el menú escogido. El plato de sopa, la taza para consomé y cuencos para mariscos y frutas, se presentan siempre con otro plato abajo, del tamaño adecuado sin ser excesivamente más grande que el superior, para facilitar el poder colocarlo. Luego se retiran las dos simultáneamente.

Los sirvientes de mesa empezarán sirviendo por la dueña de casa. Aunque esto parezca una descortesía, el objetivo de este protocolo es para que ella de su visto bueno sobre la presentación y apariencia del plato. Después de la anfitriona, se sirven las demás damas, en orden de importancia de acuerdo con su edad o jerarquía, y finalmente  los caballeros, con los mismos criterios que con las mujeres.

Los sirvientes de mesa siempre servirán el contenido de las fuentes por el lado izquierdo del comensal, acercándose lo más posible a su plato, pero sin llegar a apoyarla sobre la mesa, sin tocar al comensal y sin dar la sensación de estar haciendo equilibrios. Los sirvientes de mesa llevarán la fuente en la mano izquierda, manteniendo el brazo derecho flexionado a la espalda, y el cuerpo inclinado ligeramente, para que el comensal se pueda servir lo que desee y la cantidad que desee.



Fuente:

martes, 22 de marzo de 2016

Comer alimentos con las manos.



Las normas de Protocolo y etiqueta  indican que comer los las manos se considera indecoroso si los alimentos que vamos a agarrar manchan los dedos. Es por ellos que se debe hacer un esfuerzo en utilizar los cubiertos cuando comamos carne provista de hueso, para no tener que metérnoslo en la boca.

El Marisco. Partiendo de la regla que establece que no debe tocarse nada que ensucie las manos, es evidente que se debe emplear los cubiertos. Pero debido a que puede haber un punto en el que puede resulta muy difícil o casi imposible desmenuzar estos crustáceos con los cubiertos, es aconsejado utilizar los cubiertos hasta que sea imposible partirlos, momento en el que emplearemos las manos.

Los anfitriones, en cuanto se perciba la posibilidad de tener que utilizar las manos durante la comida, se deberá poner lavadedos o toallitas limpiadoras, una vez finalizado ese plato en concreto, para eliminar los olores que produce el marisco.

Las ostras. Existe una cucharita para ello, se usará la mano izquierda para poder coger el manjar.


Las aceitunas, frutos secos y cerezas. Se pueden comer con la mano. Si los frutos secos son nueces o almendras, nunca hay que partirlas con los dientes, sino con un cuchillo o un cascanueces.

Las uvas. Se cogen del racimo y el comensal deberá lavarlo en un recipiente con agua que se habrá colocado a su lado. Antiguamente, había un cubierto especial para desenganchar cada grano de uva de su racimo, pero no era más que una bagatela sin uso y sin estar realmente aceptado dentro del protocolo. Las pepitas y pieles de cualquier fruta se depositan a un lado del plato.

La Fruta. Las piezas de fruta como manzanas, peras, plátanos y naranjas, se deben mondar con cuchillo y tenedor. Pero las mandarinas se utilizará una cucharilla para pelarla.

El jamón y los entremeses. Los embutidos en general pueden cogerse con las manos.

Las patas de pavo, pollo o de cualquier ave. Aunque la creencia generalizada de que con este tipo de alimentos es correcto usar las manos, sólo se utilizarán las manos si cuentan con manguitos, que son las fundas que se colocan en cada una de las patas de las aves. Esta pieza de papel blanco, por lo general, cumple dos funciones: adornar y proteger las manos de las manchas.